Competencia acústica

Conducción confortable sin molestos ruidos

Hoy en día, las severas restricciones de espacio de los compartimentos del motor hacen necesario definir de manera muy precisa la distribución de los tubos.

La única libertad en el diseño que tienen los ingenieros de desarrollo se reduce a los propios tubos. A través de la adecuada conducción de los fluidos y de la creación de espacios de resonancia, las leyes físicas concernientes a la amortiguación de sonidos pueden aplicarse a las tuberías conductoras de fluidos.

Para identificar áreas críticas en el vehículo específico se utilizan análisis de medición y evaluación concretos. La configuración apropiada de la “vida interior” de la tubería proporciona así la solución. El objetivo en cada caso es diluir el inevitable ruido que genera la servobomba en el nivel de sonido general del vehículo o evitar sonidos molestos independientemente del estado de funcionamiento del vehículo.

Competencia acústica